Los equipos de trabajo son absolutamente necesarios. Nadie sabe más ni puede más que el conjunto. Sin embargo formar parte de un equipo o gestionar como coordinador/a un equipo es una tarea ingente que supone disponer de habilidades de gestión, de relación y de comunicación.. Todos los equipos sufren bajo la presión de los miembros del mismo, de la dirección o de las tareas a realizar dando origen esta circunstancia a muchos conflictos, que se eternizan, enconan y hacen prácticamente imposible cualquier tarea en común. Apredner a cooperar, a diferenciar relaciones funcionales y personales, a comunicarse y a coordinarse, gestionar los conflictos positivamente para el equipo y la institución, mejorar la calidad del producto o servicio son objetivos que se pueden alcanzar bajo la dirección de un coach o asesor de equipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies