Las relaciones dentro del sistema familiar se basan en el amor y en la libertad de la pareja y de ella con sus hijos. La vida moderna se ha vuelto tan compleja que los modelos antiguos basados en la autoridad y en la jerarquía dentro de la familia, ya no funcionan. Los conflictos que de ello surgen pueden mermar la calidad de vida en la familia, pueden llevar a rupturas y separaciones, incluso al divorcio. La educación de los hijos/as tiene muchas facetas, no siempre comprensibles. Las exigencias de la moda y de las marcas, unidas a las necesidades tan diversas y múltiples colocan a los padres y madres al límite de sus capacidades educativas. La influencia de los medios de comunicación, de los círculos de amigos, el acceso fácil a todo tipo de consumo hace que cada vez sea para los padres y las madres más difícil ejercer su autoridad sobre los hijos.

A través del asesoramiento logramos que la familia perciba con claridad los mecanismos de comunicación y de relación desarrollados, y ayudamos a sustituirlos por otros más adecuados a sus intenciones, valores y objetivos.

Atendemos a parejas, a padres y madres e hijos conjuntamente y/o por separado.